Nación, Estado y Gobierno

Jesús Peñalver
(@jpenalver en Twitter)
CARACAS (infoCIUDADANO)
14/Abril/2012

Un Gobierno en una Nación con los más plenos poderes del Estado, como nunca antes visto en la historia republicana de Venezuela. Eso existe hoy en este país, cuna de Simón José Antonio, en cuyo nombre se pretende instaurar un gobierno ad infinitum, precisamente con la terca manía de querer mandar a todo trance, por toda la vida y en contra de la inevitable muerte que mora detrás de nuestras orejas.

Usted, amigo funcionario que presta servicio para la Administración Pública en cualquiera de sus niveles: nacional, estadal o municipal, preste atención.

Muchos creen, y están equivocados, desde luego, que el ejercicio de un cargo en la Función Pública significa colocarse un bozal de arepa, no solo en la boca sino en los ojos. Son muchos los que en lugar de corazón tienen una alcancía, que antes se daban golpes de pecho y hoy aplauden como focas todo cuanto haga piense u ordene el gobierno, hasta hacerse daños en las manos. Pura claque, pues, que no errores, omisiones o desaciertos, y todo le parece color de rosa.

Recordemos algunos conceptos: la Nación está formada por el conjunto de los ciudadanos que habitan un territorio, con diferencias y convergencias, identidad, valores y principios. Al servicio de la Nación deben estar Estado y Gobierno.
Al Estado lo integran las reglas que habrán de regir el destino, el desarrollo y las instituciones; y el Gobierno es el encargado de administrar dichas reglas. Insistimos, siempre subordinados a la Nación que integran los ciudadanos, que en el caso venezolano (por fortuna) hemos decidido adoptar la Democracia como sistema de gobierno, y el próximo 7 de octubre ratificaremos nuestra voluntad diciéndole NO a la pretensión autocrática de un gobierno continuista, violador de principios elementales la misma Constitución, concentrador de poder y obstinadamente orientado a un mayor control social.

Por suerte, la Nación venezolana ha alcanzado niveles significativos de madurez política, de profunda e inalienable convicción democrática y sencillamente, no se deja meter gato por liebre.

Nuestro país ha sido declarado constitucionalmente como un Estado democrático y social de derecho y de justicia, donde éste, a través del Gobierno que es su administrador, debe asumir su responsabilidad en este delicado campo de atención social y ofrecer garantías para que ningún derecho sea vulnerado, dar una respuesta completa, oportuna, integral y sin discriminación alguna en su goce, ejercicio y amparo.

Se trata de comprender al Estado como representación jurídica de la nación, y por tanto, concepto diferenciado claramente de que es el gobierno.

Mientras otros países avanzan hacia el desarrollo, con sociedades más justas sin recurrir a la limosna, nosotros mostramos como huella del desastre, un indigente o un niño de la calle en cada semáforo, testimonio visible del desastre. Mientras construimos canchas deportivas en Bolivia, aquí los jóvenes de los barrios no tienen espacios decentes para crecer en el deporte.

Mientras auxiliamos las posibilidades electorales de los chulos del hemisferio, con aportes gigantescos en dólares entregados sin control de nadie y le ayudamos a resolver sus problemas de electricidad, aquí se va deteriorando el servicio. A cada rato nos sorprende un apagón, y quizá ahora mismo en muchas partes hay muchos venezolanos sufriendo por ese motivo.

Así las cosas, amigo funcionario, usted trabaja para el Estado, le paga el Gobierno, de modo que ejerza libremente y a plenitud su derecho a expresar su opinión acerca de los acontecimientos que hoy se viven en el país, sin más limitaciones que las previstas en la Ley.

Que ningún bozal impida nuestros derechos, pues la dignidad, el decoro y la convicción democrática deben imponerse a la intolerancia, a la represión y al fanatismo.

………………………………………….

ILUSTRACIÓN: collage de @milagrosblue, para infoCIUDADANO.
infoCIUDADANO no se solidariza o avala las opiniones de los colaboradores. Toda la información de este sitio se distribuye bajo Licencia de Creative Commons.
© 2012. infoCIUDADANO. Términos legales.

What Next?

Related Articles