La Semana de la Moda en Pekín

Manuel Malaver
(@MMalaverM en Twitter)
CARACAS (infoCIUDADANO)
25/Marzo/2012

Como “La Semana de la Moda en Pekín” se conoce entre los blogueros chinos la reunión anual de la “Asamblea Popular Nacional de China”, y de su filial, “La Conferencia Consultiva Política del Pueblo” que, entre otras bondades, ofrece a los simples mortales del gigante asiático la posibilidad de informarse cómo evoluciona la haute couture en los mercados de la moda globales y cuáles son los nombres y marcas que hacen furor entre los “ricos y famosos” de todo el mundo.

No puede decirse, sin embargo, que sea un evento tan o más esperado que los desfiles de temporada de Armani en Roma, Chanel en París o Carolina Herrera en Nueva York, pues sus noticias no llegan al 99 por ciento de los 1700 millones de ciudadanos chinos, cuya masa laboral desfallece agobiada por los bajos salarios, el trabajo a destajo y en medio de una ola de criminalidad, corrupción e ilicitud que no diferencian a China de otros países que, como Rusia, Bielorrusia o Venezuela, han abrazado la causa del socialismo con dictadura militar que también llaman “capitalismo salvaje”.

Tampoco que cuente con tops model como Naomi Campbell, Kate Moss o Patricia Velásquez (para hablar solo de algunas veteranas que cobran cientos de miles de los verdes por darse una vueltita en las pasarelas), sino con damas de nombres absolutamente desconocidos para cronistas y paparazzis del mundillo donde los chismes y fotos indiscretas se cotizan a precios de oro entre la prensa basura de Londres o Madrid, y mucho más para cualquier escribidor que no sea un analista agudo de los exotismos antropológicos de la sociedad del siglo XXI, como es, sin duda, Moisés Naím, economista, politólogo y periodista, quien dejó para la historia en una deliciosa crónica publicada en “El País” el domingo pasado la mayoría de los datos que documentan este artículo.

Empieza Naím, reseñando que “La periodista Louisa Lim destacó, por ejemplo, el traje de la delegada Li Xialin —un Emilio Pucci que cuesta 2.000 dólares— o el bolso Louis Vuitton modelo Alma de 2.500 dólares que llevaba la delegada Cheng Ming Ming. Me parece pertinente informarles que la señora Li es la hija del ex primer ministro Li Peng y que la señora Cheng, quien completaba su cartera de Vuitton con un vistoso abrigo de pieles, es la dueña de uno de las mayores empresas de cosméticos de China”.

Y más adelante: “No faltaron incluso representantes de ciertas minorías étnicas que combinaban sus atuendos tradicionales con carteras de Burberry de 800 dólares”.

Y sigue: “La probabilidad de que estos bolsos, trajes o cinturones sean falsificaciones no es muy alta: los delegados a la Asamblea se pueden dar el lujo de comprar los originales. Su opulenta elegancia es la manifestación de su inmensa riqueza. El patrimonio personal de los 70 delegados más ricos de la Asamblea Popular Nacional de China alcanzó en 2011, según Bloomberg, los 90.000 millones de dólares, 11.500 millones de dólares más que en 2010”.

Y recuerdo: no está hablando Naím, de una Asamblea de Accionistas de “Goldman Sachs”, o de “Exxon Móbil Corporatión”, o de los conglomerados de Carlos Slim, o de “Berkshire Hathaway” de Warren Buffet, o de miembros del “Cártel de Juárez”, o de la élite de criminales que rodea al Chapo Guzmán, sino de un Jet Set de señoras comunistas de tomo y lomo, que dicen nutrirse de las enseñanzas de Marx, Engels, Lenin, Stalin y Mao, y se reúnen anualmente a discutir asuntos de estado que, este año fueron planteados por el Primer Ministro, Wen Jiabao, el cual se refirió a la necesidad de que China lleve a cabo “reformas urgentes para combatir la desigualdad, la corrupción y que el crecimiento económico tome un ritmo más lento a fin de controlar la inflación que ya es una calamidad para el país”.

Pero nada de antiguallas como la de “ser rico es malo”, o que “los capitalistas deben desaparecer de la faz de la tierra”, o “son los culpables de los males que afligen al planeta”, o que “el capitalismo parece que hubiera pasado por Marte”, o de esta otra perla citada fuera de contexto y de las circunstancias en que se pronunció en el Nuevo Testamento: “Primero entra un camello por el hueco de una aguja, que un rico al reino de los cielos”.

Y todo porque, Wen Jiabao, no se está dirigiendo a comunistas pobres de solemnidad, sino a algunos de los comunistas más ricos del planeta, como son también los que asisten al otro organismo legislativo chino, a la “Conferencia Consultiva Política del Pueblo”, que, siempre según Naim, “son más ricos que los delegados a la Asamblea Popular Nacional de China, pues “el patrimonio personal de cada uno de ellos supera los 1.500 millones de dólares (un 14% más que el año pasado). Para tener idea de las proporciones, basta saber que el ingreso promedio por habitante en China es de tan solo 4.200 dólares al año. A pesar de que el ingreso per cápita es hoy el doble de lo que era en 2000, sigue siendo inferior al de países muy pobres como Sudáfrica o Perú”.

En definitiva que, como para quedar desmayado y a punta de respiración boca a boca, con los ojos claros y sin vista, persignándonos cada segundo y preguntándonos otra vez: ¿Por qué se engaña al pueblo venezolano con “cuentos chinos”, con mentiras como que en China hay una revolución comunista, que le debe sus enormes progresos económicos a la enseñanzas de Marx, Engels, Lenin, Stalin y Mao, y que, por tanto, es un aliado estratégico de la “revolución chavista” en el esfuerzo común por destruir al capitalismo, barrer a los Estados Unidos de la faz del planeta y llegar a la tierra prometida de la “salvación de la humanidad?

¿Por qué no se le dice que lo único que queda en China de la llamada “revolución de Mao” es la dictadura de partido único, de la presencia avasallante del Ejército en todas y cada una de las funciones del Estado, vinculado a las causas más corruptas, perversas y concupiscentes, y guardián de que la “burguesía salvaje china” se alíe a las transnacionales para expoliar al pueblo, una de cuyas tareas más infames consiste en dejar sin empleo a millones de trabajadores en Europa y los Estados Unidos porque a los chinos se les obliga a trabajar en condiciones de esclavos?

Ah, y también para mantener la represión que es parte consustancial del sistema comunista y totalitario, sosteniendo un control feroz de los medios impresos, radiales y televisivos, persiguiendo a las confesiones religiosas, a las ONG que luchan por los derechos humanos, a las minorías que se baten por más autonomía como los Uigures, o los Tibetanos que exigen su independencia, y a disidentes como Jin Xiaobo (Premio Nóbel de La Paz 2010), Jiang Tian Yong, Tan Jitian y Zhang Lin, prisioneros durante años sin el debido proceso ni abogados que los defiendan.

Famosos son ya en el mundo los intentos del gobierno chino por controlar la Internet y evitar que sus ciudadanos la usen libremente para denunciar y condenar las continuas violaciones de los derechos humanos y las condiciones de miseria en que subvive la mayoría de los chinos como consecuencia de las políticas laborales del “capitalismo salvaje” que Chávez llama “comunismo”.

En otras palabras: que una intolerable distorsión que le está significando pérdidas inmensas a la economía venezolana a través de contratos leoninos, por los que el país se compromete a entregarle 400 mil barriles de crudo diarios a China durante 20 años a precios actuales, a cambio de un préstamo por 20 mil millones de dólares, pagadero mitad en yuanes y mitad en moneda norteamericana, evidentemente que para que el costo sea este último, porque los yuanes solo pueden utilizarse para comprar baratijas chinas.

Otro expolio, entonces, a la nación venezolana y ejecutado ahora, no por españoles, o norteamericanos, sino por un país situado en las antípodas, que no se hace llamar “capitalista” sino “comunista”, pero cuyos dirigentes han creado slogans de política y economía dirigidos al éxito como:

“No importa que el gato sea blanco o negro con tal que cace ratones”, y “Si no hay leal, no hay lopa”.

……………………………………………………………

ILUSTRACIÓN: Lúdico para infoCIUDADANO.
infoCIUDADANO no se solidariza o avala las opiniones de los colaboradores. Toda la información de este sitio se distribuye bajo Licencia de Creative Commons.
© 2012. infoCIUDADANO. Términos legales.

What Next?

Related Articles

11 Responses to "La Semana de la Moda en Pekín"

  1. "La Semana de la Moda en Pekín" http://t.co/DX4tnOmV post de @MMalaverM

  2. "La Semana de la Moda en Pekín" http://t.co/DX4tnOmV post de @MMalaverM

  3. RT @infoCIUDADANO: La Semana de la Moda en Pekín http://t.co/Os8qiqav Mas claro difícil

  4. RT @infoCIUDADANO: La Semana de la Moda en Pekín http://t.co/Vu82izMl

  5. "La Semana de la Moda en Pekín" http://t.co/DX4tnOmV post de @MMalaverM

  6. Felix Marin says:

    "La Semana de la Moda en Pekín" mi artículo de hoy en http://t.co/f7wQlcwZ http://t.co/KD7179gN

  7. Ari says:

    RT @infoCIUDADANO: La Semana de la Moda en Pekín http://t.co/Vu82izMl

  8. "La Semana de la Moda en Pekín" mi artículo de hoy en http://t.co/f7wQlcwZ http://t.co/KD7179gN

  9. eshistoria says:

    ???? #gala La Semana de la Moda en Pekín http://t.co/E6yFK0Su #noticias #cuatroestrellas

  10. "La Semana de la Moda en Pekín" http://t.co/DX4tnOmV post de @MMalaverM

  11. La Semana de la Moda en Pekín http://t.co/yCVRQEFx

Leave a Reply

Submit Comment