Fragmentos de Jobs

Fernando Núñez Noda
(@nuneznoda en Twitter)
MIAMI (infoCIUDADANO)
09/Octubre/2011

Una reseña muy personal sobre la personalidad más influyente del mundo digital, que murió el pasado miércoles 5 de octubre

Steven Jobs fue un hijo no deseado de una estudiante estadounidense y un inmigrante sirio. Fue dado en adopción.

La estrechez económica de su familia adoptiva le obligó a dejar la universidad. Fundó Apple con su amigo Steve Wozniak, en un garaje, en 1976.

Para entonces la computación personal estaba en sus albores, con solo un exponente, la MITS Altair que, por US$ 397, ofrecía en 1975 un kit armable. Los componentes estaban separados y escribir un texto requería el conocimiento de un protagonista de The Big Bang Theory (excepto Penny). El sistema era textual, sin fotos, ni videos, sólo caracteres y una pantalla oscura.

GUI o IGU

Nadie se había figurado, todavía, cuál sería el punto fuerte de la masificación de esos aparatos tan poco amables. Por otro lado, IBM reinaba solitaria en el mundo de la alta computación y tardó cinco años después del nacimiento de Apple en producir la primera PC (el mundo opuesto al de la manzana).

El esfuerzo de IBM consistía en reducir una computadora mainframe (gigantes máquinas con terminales) a una caja sobre el escritorio. Eso, además de la consecuente pérdida de memoria y capacidades, hacía que los datos se introdujeran solamente por el teclado, tal cual una mainframe.

Jobs pensó diferente. Lo vio desde la gente hacia el sistema, no lo contrario. Se figuró que las personas comunes no querían manejar una mainframe enana, sino una computadora personal que se pareciera más a su mundo cotidiano.

En el celebérrimo laboratorio de investigación y desarrollo de Xerox en Palo Alto, California, llamado PARC, se construyó el primer antecedente real de las computadoras de escritorio, llamada Alto. El aparato tenía pantalla a colores, teclado, CPU y unos discos de almacenamiento externos y se dedicó exclusivamente a investigadores. ¡Ah, y tenía un ratón! Visionarios ¿no?

Basado en los desarrollos de Palo Alto y en el Altair, Steve Jobs y su equipo lograron una visita corporativa y vieron de primera mano los experimentos que hacía Xerox. Por cierto, la junta directiva de Xerox no aprobó ese proyecto e incluso se mofó de él la primera vez que se le propuso.

Jobs, haciendo honor a una frase de Picasso, tomó del PARC los conceptos básicos de la “interfaz gráfica de usuario” (GUI en inglés; IGU en español), que puso en su Macintosh en 1984. Ésta fue la primera computadora personal con interfaz gráfica de usuario: botones, iconos, ratón, ventanas.

Es fama que Bill Gates visitó a Jobs y le increpó que había copiado el sistema de Xerox. Jobs entonces citó a Picasso: “Los artistas copian, los genios roban”.

Apple parecía tener en sus manos el mercado, hasta que Microsoft dio el golpe inesperado al crear Windows, una especie de Macintosh “para el pueblo” y mover de nuevo la industria hacia el PC.

Una para la triple W

Lo que hizo la Macintosh para la computación personal, lo hizo la web para la navegación de internet. Después de figurarse el asunto por varios años, el ingeniero inglés Tim Berners-Lee produjo el protocolo de transmisión de datos en la Web (el HTTP), así como el lenguaje de escritura e integración de las aplicaciones (HTML). En 1990 desarrolló  el primer navegador rudimentario, así como el primer sitio y la World Wide Web nació.

El dato curioso: lo anterior fue realizado con y sobre el sistema NeXT, de una empresa creada por Steven Jobs luego de su salida forzada de Apple en 1985. Hasta 1992 las tres doblevés corrían exclusivamente sobre máquinas NeXT, un inesperado incubador.

Amigos, enemigos

En El Padrino II, Michael Corleone le dice a su hermano Tom: “Papá decía que hay que tener a los amigos cerca pero a los enemigos más cerca”.

Usado textualmente en la película “Piratas de Silicon Valley” (1999), que narra las aventuras iniciáticas de Steve Jobs y Bill Gates, con Apple y Microsoft respectivamente.

Gates cita la frase padrinesca para significar que, en vez de una guerra frontal con su rival de la manzana, Microsoft se mantendría dentro de la órbita de la Mac. Y así sucedió, Gates y compañía desarrollaron software para Apple (Word y Excel para ambiente gráfico, por ejemplo).

En otra escena de la película, Gates está detrás de bambalinas durante una de las famosas presentaciones de Jobs. Un empleado de Apple se acerca y le dice: “Steve cree que el enemigo es IBM, pero en realidad son ustedes (Microsoft)”. Tenía razón.

Años después, en 1997, ambos colosos se reencontrarían e incluso Microsoft habría de invertir en Apple.

Bob Dylan en un afiche de la campaña.

Animación computarizada como forma de arte

Aunque a la mayoría le gusta la película Toy Story, mis preferidas del estudio cinematográfico digital Pixar (que Jobs adquirió en 1986 y vendería en 2006 a Walt Disney) son Monsters Inc y Los Increíbles.

La de los monstruos es muy divertida e imaginativa. Sus personajes y tramas poco comunes. Es una película con una secuencia final inolvidable, que conmueve y a la vez nos levanta el ánimo.

Los increíbles me parece, simplemente, de lo mejor que he visto en animación computarizada y, a secas, en animación. Todavía espero una segunda parte.

George Lucas fundó Pixar pero no le producía dinero y lo puso a la venta. Jobs le proporcionó al estudio la orientación, la capacidad tecnológica y la audacia para ser lo que ha llegado a ser.

A quién se parece Jobs

Steven Spielberg dijo que era el mayor inventor desde Tomas Edison. Otros lo comparan con Henry Ford, por la revolución que introdujo en su industria. No obstante, yo suelo verlo más cerca de Walt Disney, por la gran variedad de terrenos que exploró y por las sorpresas que daba al innovar en todo lo que hacía.

Eso sí, un Disney en bluyines, hippy en sus inicios y que se fumó sus varios porros, antes de iniciar su camino a redefinir el rol del CEO (el Director Ejecutivo) de una gran corporación.

Sombras también…

Todo el mundo las tiene. Jobs ha sido acusado de tirano, obsesisvo, “control freak” e incluso abusivo con sus colegas y subalternos. Steve Wosniak, co-fundador de Apple, lo abandonó en 1987, en parte por estar saturado de ese tratamiento imponente y agresivo.

A Jobs se le señala como uno de los propulsores del modelo cerrado de productos. Es decir, hardware, software y servicios del mismo fabricante (o licenciado por éste) versus el modelo abierto, con estándares públicos que permiten mayor facilidad de entrada y participación. La web, por ejemplo, es el paradigma por excelencia de un ambiente abierto.

Esos dos modelos (Apple, Facebook) vs (WWW, Google) no son enteramente antagónicos, pero contrastan las plataformas autocontenidas contra las modulares e integrables. A mí, particularmente, me gusta el mundo abierto de la web y de Google, mientras que el de Apple me atrae sólo por los productos, no por el ecosistema. Gustos de cada quien…

Sobre Jobs habrá, por supuesto, otras acusaciones: malcriado, caprichoso, egocentrista… pero yo creo que la arrogancia, por ejemplo, se perdona a alguien a quien se le pueda reconocer lo que pregona. Caso en cuestión…

Citas

De su famoso discurso en la Universidad de Stanford (2005) tomo algunas frases:

“No pueden conectar los puntos mirando hacia el futuro; solamente pueden conectarlos mirando hacia el pasado. Por lo tanto, tienen que confiar en que los puntos de alguna manera se conectarán en su futuro.”

“Recordar que moriré pronto constituye la herramienta más importante que he encontrado para ayudarme a decidir las grandes elecciones de mi vida.”

“Porque casi todo –todas las expectativas externas, todo el orgullo, todo el temor a la vergüenza o al fracaso– todo eso desaparece a las puertas de la muerte, quedando solamente aquello que es realmente importante.”

“Recordar que van a morir es la mejor manera que conozco para evitar la trampa de pensar que tienen algo que perder.”

“Casi un año atrás (2004) me diagnosticaron cáncer.”

“Su tiempo tiene límite, así que no lo pierdan viviendo la vida de otra persona. No se dejen atrapar por dogmas –es decir, vivir con los resultados del pensamiento de otras personas. No permitan que el ruido de las opiniones ajenas silencien su propia voz interior. Y más importante todavía, tengan el valor de seguir su corazón e intuición, que de alguna manera ya saben lo que realmente quieren llegar a ser.”

Pensar diferente

La Macintosh, NeXT, Pixar, el iPod, iTunes, iPhone, iPad son sólo los más notables productos creados por Jobs.

La computadora personal, la interfaz gráfica, la venta de canciones en vez de álbumes, la animación computarizada, el teléfono-computadora, las nuevas categorías de laptops… lo que subyace es una visión, que se resume magistralmente en el eslogan que usaron por años: “Piensa diferente”.

Como dicen en EEUU: “pensar fuera de la caja” o modificar la caja misma. Así lo hizo Steve Jobs, cuya visión y legado resonarán por generaciones.

En Twitter

…………………………………………..
Publicado en 6to Poder, el 9 de octubre de 2011.
FOTO INICIAL: Apple.com. ILUSTRACIÓN: Roberto Weil.
infoCIUDADANO no se solidariza o avala las opiniones de los colaboradores. Toda la información de este sitio se distribuye bajo Licencia de Creative Commons.
© 2011. infoCIUDADANO. Términos legales.

What Next?

Related Articles