Estado de derecho en Venezuela

Jesús Peñalver
(@jpenalver en Twitter)
VENEZUELA (infoCIUDADANO)
02/Febrero/2011

“Hay, sí, Estado de Derecho en Venezuela, pero no sirve para nada”. El palmario aserto ha sido del profesor Alexis Márquez Rodríguez, reconocido filólogo-lingüista, y abogado.

Y es que en un país declarado constitucionalmente como un “Estado democrático y de Derecho y de Justicia”, con preeminencia de los DDHH que deben ampararse progresivamente, es decir, nunca hacia atrás, no pueden ocurrir cosas como las que intentaré pergeñar en esta entrega.

Digo: un Ministerio Público subyugado al gobierno; la existencia en teoría de cinco poderes del Estado (antes tres, pero es harto conocido el afán por cambiarlo todo para que todo siga igual o peor) llamados a ser autónomos e independientes, y que se deben entre ellos “colaboración”, pues no es así.

La práctica nos revela que todos están concentrados en uno, que es un solo poder que lo domina todo y frente al cual se actúa con sumisión e inocultable aquiescencia.

Aunque no cristalizó la peregrina pretensión de modificar la estructura del Estado mediante reforma constitucional, de suyo inconstitucional, de hecho la ha logrado, para la desgracia de la institucionalidad democrática, la absurda reelección indefinida del presidente de la República, la politización de la FAN, en flagrante violación de preceptos constitucionales que ordenan su sujeción al poder civil y su carácter apolítico, no partidista. La exclusión grosera, el maltrato y la coerción de derechos fundamentales a los ciudadanos con las consabidas e infames listas, que han impedido desde la obtención la cédula de identidad hasta el acceso a un puesto de trabajo, por citar apenas esos ejemplos. La persecución sistemática, el acoso y amedrentamiento a los medios de comunicación y a los periodistas en el ejercicio de sus actividades legítimas, pero que le son incómodos al oficialismo; la consigna impuesta, mortuoria, y antidemocrática “patria, socialismo o muerte”, y un largo etcétera de parecida y odiosa naturaleza.

Lo anterior nos da mayor pábulo para ser contrarios a un modelo país, a un gobierno que pretende eternizarse en el poder; sabemos que lo alcanzó en elecciones democráticas, pero no hay dudas que ha sufrido una evidente e incontrovertible deslegitimación en su ejercicio, en razón de sus arbitrariedades, su egoísmo, el culto a la personalidad, la galopante corrupción y saqueo al erario público (aspecto ardorosa y públicamente admitido por el propio Presidente), quien además, ha incluido recientemente, en sus no pocas apariciones públicas, a la impunidad como elemento a ser considerado como posible y mayor causa del avance de la delincuencia en el país.

Pues bien, cabría preguntarse ¿a quién le corresponde el manejo o coordinación de las policías, la seguridad de las personas y de sus bienes? ¿No son los jueces los que juzgan? Curioso es que después de once, casi doce largos años de gobierno, el modelo chavista no pueda presentar al país un balance positivo, medianamente aceptable en ninguna materia.

Nada se hace, o resulta insuficiente dotar a los tribunales de tecnología de punta, si se mantienen los vicios sempiternos en la administración de justicia, y continúan los desmanes y desaguisados a la hora de seleccionar a sus operadores.

Cómo obviar los sucesos de abril 2002 y la ansiada e inexistente Comisión de la Verdad, tan necesaria para esclarecer esa cosa etérea, gaseosa, misteriosa, enigmática. Invasiones, incluso aupadas desde sectores del poder; expropiaciones o groseros despojos de la propiedad ajena, en desacato de las leyes pertinentes. ¿Cómo obviar?

El drama que viven los presos políticos, y los comunes que padecen el INRI de sobrevivir en horrendas cárceles, y en muchos casos, sometidos a procesos judiciales viciados. Comisarios, policías, líderes políticos, diputados electos en libérrimos comicios, la jueza Afiuni a quien se le niega, incluso, rezar, tomar el sol u obtener una biopsia para saber su estado de salud, lo que a la vista luce marcadamente deteriorado.

Todo está dicho, nada temo más que una devoción ignorante. Cuanto lo sentimos por los devotos que a sabiendas o ingenuamente, ponen su parte para que este gobierno se aferre a la ambición de ejercer el poder en forma omnímoda, omnipresente, omnipotente, y por si fuera poco, hasta el infinito.

En estos tiempos difíciles y sombríos, coloreados de un rojo alarmante, vale la pena citar a Milagros Socorro: “La revolución, por serlo, necesita de tributos de devoción”.

Como dice el son del maestro Eddie Palmieri: “Yo no quiero morir en cadenas”

…………………………………………..
IMAGEN: @milagrosblue para infoCIUDADANO.
infoCIUDADANO no se solidariza o avala las opiniones de los colaboradores. Toda la información de este sitio se distribuye bajo Licencia de Creative Commons.
© 2010. infoCIUDADANO. Términos legales.

What Next?

Related Articles

61 Responses to "Estado de derecho en Venezuela"

  1. BISY ALMEIDA says:

    RT @jpenalver: http://bit.ly/hSPQGg Estado de derecho en Venezuela "nada temo más que una devoción ignorante"

  2. http://bit.ly/hSPQGg Estado de derecho en Venezuela "nada temo más que una devoción ignorante"

  3. con legitimidad de origen,pero"ha sufrido una evidente e incontrovertible deslegitimación en su ejercicio"de @jpenalver http://bit.ly/hSPQGg

  4. RT @jpenalver: @COPEI_ANZ "Estado de derecho en Venezuela" post nuestro http://bit.ly/hSPQGg

  5. RT @SusanMalave: En @infoCIUDADANO: Estado de derecho en Venezuela http://bit.ly/eLbS9c por @jpenalver

  6. En @infoCIUDADANO: Estado de derecho en Venezuela http://bit.ly/eLbS9c por @jpenalver

  7. @ciudadaniactiva http://bit.ly/hSPQGg #Estado de derecho en Venezuela"

  8. @milosalcalay http://bit.ly/hSPQGg #Estado de derecho en Venezuela"

  9. @COPEI_ANZ "Estado de derecho en Venezuela" post nuestro http://bit.ly/hSPQGg

  10. @carlosvecchio "Estado de derecho en Venezuela" post nuestro http://bit.ly/hSPQGg

  11. Darkdarky says:

    Estado de derecho en Venezuela http://bit.ly/gmlRPH

Leave a Reply

Submit Comment